14 may. 2011

Herederas a la Caza de un Duque [Celeste Bradley]


Érase una vez un viejo gruñón que se sentó con pluma y papel y cambió la vida de sus descendientes femeninas para siempre…

Yo, sir Hamish Pickering, en plena posesión de mis facultades mentales, pero con el cuerpo enfermo, escribo mis últimas voluntades y testamento.

He llegado a lo más alto que puede llegar un hombre, pese a tener el doble de cerebro, sabiduría y fortaleza que la holgazana aristocracia. Sin embargo, una mujer puede llegar por matrimonio tan alto como su aspecto le permita, hasta ser duquesa, incluso.

En esto, mis propias hijas me han fallado miserablemente. Morag y Finella, he gastado dinero en vosotras para que pudierais hacer una buena boda, pero no erais lo bastante listas. Esperabais que os sirvieran el mundo en bandeja. Si cualquier mujer de esta familia quiere otro penique más de mi dinero, será mejor que ponga manos a la obra para ganárselo.

Por lo tanto, declaro que toda mi fortuna permanezca fuera del alcance de mis inútiles hijas y se conserve en fideicomiso para la nieta o la biznieta que se despose con un duque de Inglaterra o con un hombre que se convierta en duque por herencia, en cuyo momento el fideicomiso le será entregado a ella y solo a ella.

Si tiene hermanas o primas que fracasen en ese empeño, recibirán, cada una de ellas, una renta vitalicia de quince libras al año. Si tiene hermanos o primos, aunque la familia tiende a producir hijas, lo cual es una lástima, recibirán cinco libras cada uno, porque eso es todo lo que yo tenía en el bolsillo cuando llegué a Londres. Cualquier escocés digno de ese nombre puede convertir cinco libras en quinientas en unos pocos años.

A cada muchacha le será entregada una suma fija cuando haga su debut en sociedad, para vestidos y demás.

En caso de que tres generaciones de chicas Pickering no lo consiguieran, me desentiendo de todas vosotras. Las quince mil libras en su totalidad se dedicarán a pagar las multas y aliviar las penurias de los que desafían al recaudador de impuestos para exportar ese espléndido whisky escocés que ha sido mi único solaz en esta familia de imbéciles. Si vuestra pobre y santa madre os viera ahora…

                                 Firmado: Sir Hamish Pickering
                                 Testigos: B. R. Stickley y A. M. Wolfe
                                    Del bufete de abogados Stickley & Wolfe.


¡Hola Chic@s! Pensaba cómo presentarles estas tres historias que me leí hace un tiempo, y decidí que nada mejor que este peculiar testamento para hacerlo.




Ya han transcurrido dos de las generaciones de descendientes de Sir Hamish sin éxito en hacerse con la fortuna designada en el testamento, por lo que sólo queda esperanza para la última generación, que está compuesta por tres particulares señoritas: Phoebe, Deirdre y Sophie, tres parientes a las que es imposible encontrarles algún parecido. La primera, hija de un vicario, la segunda criada desde pequeña para encajar en la alta sociedad, y la última, un ratón de biblioteca.

¿Pero qué ocurre cuando estas tres jóvenes se presentan en Londres para lograr su cometido de casarse con un Duque? ¡Obtenemos problemas y revuelos entre los aburridos miembros de la sociedad londinense!

Familiares malvados y manipuladores con “M” mayúscula, personalidades que chocan, servidumbre que sabe todo antes que sus amos y se convierten incluso en sicólogos, un par de abogados muy interesados en las herederas, enredos (¡uy la de enredos que hay!), bailes eternos, trajes, lujo, anhelo, mentiras y corazones que se reconocen y se encuentran se nos presentan en estas tres historias, que a pesar de estar conectadas por algunas situaciones pueden ser leídas de forma individual, peeero [como siempre yo, haciéndolo todo al revés, partí por leerme el tercero y luego volví desesperadamente al primero para enterarme de detalles de los anteriores] hay una historia que desarrolla entremedio de las tres anteriores (igual que la de otra serie de novelas de las que espero contarles pronto) y podrían perdérsela en caso de que las lean como yo :P

Celeste Bradley logra encantar hasta el final con la historia de las tres muchachas y nos mantiene preguntándonos hasta el final:

¿Quién ganará en la batalla por la herencia… y el amor?



Para Phoebe Millbury, la única manera de heredar la fortuna familiar es encontrar un duque. Así lo dispuso su difunto abuelo. Pero eso no es todo: Phoebe, que todavía intenta recuperarse de un escándalo amoroso, tendrá que competir contra sus dos primas. La contienda es por el mismo dinero, y quizá por el mismo hombre... hasta que ella reconoce al mejor partido en el tremendamente guapo y encantador Rafe Marbrook, marqués de Brookhaven y futuro duque.

Cuando el marqués de Brookhaven le pide la mano, Phoebe apenas puede creerlo, aunque... la petición no la hace Rafe, sino Calder, su hermano mayor, que además no es tan agraciado. A su favor tiene que no es ilegítimo, como resulta que es Rafe, y es por tanto el verdadero heredero. Ahora Phoebe se encuentra al borde de un nuevo escándalo, porque debe enfrentarse a una elección desesperada: casarse por dinero y posición, o seguir el dictado de su corazón.


Herederas #2: El Duque que no sabía amar

Un matrimonio por conveniencia…

La peligrosamente hermosa Deirdre Cantor está decidida a heredar la vasta fortuna de su abuelo. Lo único que necesita es casarse con un duque… y ser la primera nieta en recorrer el pasillo hasta el altar. Después de todo, siempre ha soñado en convertirse en miembro de la aristocracia. De modo que cuando el recatado Calder Marbrook, marqués de Brookhaven y futuro duque de Brookmoor, es abandonado ante el altar, Deirdre se hace la promesa de convertirse en su esposa, a pesar de las habladurías sobre el pasado del hombre.

Una inconveniente verdad…

Pronto las visiones de Deirdre de una existencia lujosa con su apuesto Calder se hacen pedazos cuando se entera de su impactante secreto. Sintiéndose traicionada, Deirdre busca venganza, poniendo en práctica un peligroso y seductor juego del ratón y el gato con su esposo que amenaza con catapultarlos a ambos a las cimas de la pasión. Deirdre no claudicará ante él, por grande que sea su deseo. Pero… ¿a qué precio? Calder está decidido a guardar su secreto bajo llave, y a hacer suya a su esposa en todos los sentidos. Aunque ello signifique ganarse de nuevo su corazón…




El abuelo de Sophie Blake dejó dispuesto que su fortuna sería para la primera de sus nietas que se casara con un duque. Sin embargo, la reposada y culta Sophie ha decidido no obcecarse y disfrutar de la compañía del único hombre al que adora, Gram. Tanto da que él no sienta el menor deseo por ella: Sophie se contenta con charlar, ganarle a las cartas y bucear en el misterio que esconde su sonrisa de embaucador.

Pero de pronto, Gram, gana un título, una finca en decadencia y un montón de deudas. Su única oportunidad para salir adelante es encontrar una esposa rica. Muy rápido. Tanto que, cuando Sophie se convence de que un simple florero nada puede hacer, la veda ya se ha abierto.

Se someterá a un cambio de imagen radical y se presentará en un baile causando furor. Todos se vuelven para mirar a esta hermosa mujer… pero ¿y Graham?


A los que se animen a leelos, ¡Disfruten la lectura!
Nos leemos :) 
PD. Como siempre, la descarga en el título ;)

Niii y Pao

5 comentarios:

  1. Lo quiero leeeeeer! jaajajja PD: Me encanta nuestra nueva firma ;)

    ResponderEliminar
  2. Ola me encontre tu blog en la web y la verdad esk me encanto... sus colores libros etc... asi que espero te pases por mi blog es igual de libros espero les guste un fuerte abrazo
    xoxo
    P.D:ya eres parte de la familia del Rincon de Dany

    ResponderEliminar
  3. Gracias por pasarte Dani, ahora me paso :)

    ResponderEliminar
  4. hola podrias por favor enviarmelo a i correo sofilan7@hotmail.com
    gracias por tu trabajo!!!!

    ResponderEliminar
  5. hola podrias por favor enviarmelo a mi correo joxandra_23@hotmail.com llevo mucho tiempo intentando encortar en libro ...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...